Responsabilidad Económica

Clarins, empresa francesa, pionera y visionaria desde 1954

Concedemos una gran importancia a la independencia de nuestro grupo, como garantía de perennidad de nuestra
empresa familiar."

Christian y Olivier Courtin-Clarins

Jacques Courtin-Clarins, junto a sus hijos Christian y Olivier.

Jacques Courtin-Clarins, junto a sus hijos Christian y Olivier.

Clarins, sociedad familiar fundada en 1954, toma en el año 2008 una decisión a contracorriente del ritmo impuesto por Los mercados al liberar a la marca del cortoplacismo bursátil. Fiel al espíritu independiente y Los valores del fundador, basados en la idea de "tomarse la belleza en serio", la familia Courtin-Clarins mantiene las riendas de una marca de belleza con proyección internacional.

Actor mundial de la cosmética y de Los perfumes, la firma se siente orgullosa de su expansión, de haber sabido crear unos productos que han revolucionado la historia de la cosmética, pero también orgullosa de demostrar que la búsqueda de beneficios no constituye su único motor. Una marca de belleza responsable que brinda a sus clientes la posibilidad de acceder a sus productos tanto online como en cerca de 19.000 puntos de venta en 130 países del mundo, mientras mantiene el diseño y la fabricación de sus tratamientos y sus perfumes en Francia.

DESCUBRE Los 10 MOTIVOS PARA CONFIAR EN CLARINS >

Clarins, el respeto del consumidor

el éxito de la marca Clarins, nacida en un instituto de belleza, se construye escuchando a las mujeres.

el éxito de la marca Clarins, nacida en un instituto de belleza, se construye escuchando a las mujeres.

la fuerza de Clarins, son las mujeres. el éxito de Clarins, es el respeto y la escucha de sus clientas."

Jacques Courtin-Clarins, fundador

Nace de la atención y el diálogo, se fundamenta en la escucha de las mujeres, primero en el instituto
de belleza, luego con la tarjeta cliente y hoy mediante el Club Clarins.

Respetuoso de la importancia de la belleza para las mujeres, Jacques Courtin-Clarins decía "no haber hecho nada más que escucharlas y seguirlas…" y se sentía orgulloso de ofrecerles el producto, acompañado de su Método de Aplicación, que respondiese a sus necesidades. En plena era digital,
el alcance de la comunicación se amplía con este sitio web y las redes sociales.

la empresa siempre ha velado por el respeto de su consumidor mediante un discurso sincero y unos productos serios y eficaces, que hacen lo que dicen y dicen lo que hacen, dando prioridad al contenido sobre el continente, con consejos y productos personalizados, y texturas adaptadas al tipo de piel,
la edad y el sexo.

Comprometerse con una belleza responsable significa también compartir la visión del modelo
de empresa con las clientas en tanto que beneficiarias y contribuidoras. Este compromiso se ha formalizado con la adhesión de Clarins a la Carta de Comunicación Responsable de la UDA (Unión
de Anunciantes) de Francia.

Estándares de calidad y productos "Made in France"

Los productos de tratamiento Clarins se fabrican en Pontoise; y Los perfumes,
en Estrasburgo. Un carácter "Made in France" que es un orgullo para el grupo.

Los productos de tratamiento Clarins se fabrican en Pontoise; y Los perfumes, en Estrasburgo. Un carácter "Made in France" que es un orgullo para el grupo.

la belleza responsable, es concebir fórmulas cada vez más seguras. Los Laboratorios Clarins aplican el mayor grado de exigencia a la trazabilidad de las materias primas, su calidad e inocuidad.

la belleza responsable, es también prestar la máxima atención a las buenas prácticas, tanto en la investigación como en la realización de pruebas y la seguridad. En 2007, Los Laboratorios Clarins son Los primeros en el sector de la perfumería selectiva en obtener la acreditación BPL (Buenas Prácticas de Laboratorio) con la mención A, la mejor nota concedida por la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de Los Productos de Salud.
la incorporación del servicio de cosmetovigilancia permite controlar cualquier eventual reacción al uso de un producto Clarins.

A la hora de crear sus conceptos y fórmulas de vanguardia, Clarins sigue una máxima: utilizar sus propios laboratorios y supervisar la cadena de producción de principio a fin.

Formulación, evaluación, microbiología, fitoquímica, embalaje y normativa: Los equipos de Clarins están implicados en cada una de las fases con instrumentos de desarrollo ultramodernos y con la misión de garantizar la seguridad de uso de Los productos conforme a las regulaciones vigentes.

el grupo se mantiene fiel a la producción "Made in France" de todos Los tratamientos, perfumes y derivados.
Esta localización geográfica asegura la trazabilidad y el control óptimo de las condiciones de fabricación.

Respeto de Los colaboradores

En línea con el concepto de empresa responsable, Clarins no olvida a Los hombres y mujeres que contribuyen a su éxito: consumidores, colaboradores, productores de plantas, proveedores y todos
sus socios.

Clarins cuenta con 8.500 colaboradores directos en el mundo que comparten la pasión por la belleza
y el trabajo bien hecho. Como fuerzas vivas de la empresa, su bienestar, su seguridad y su desarrollo personal en armonía con Los valores del grupo constituyen la prioridad de la política de Recursos Humanos.

Clarins cuenta con 8.500 colaboradores directos en el mundo. Una responsabilidad que se toma muy en serio.

Clarins cuenta con 8.500 colaboradores directos en el mundo. Una responsabilidad que se toma muy en serio.

la pasión por la belleza compartida con todo el equipo es el secreto del éxito de Clarins."

Jacques Courtin-Clarins, fundador

Los colaboradores, artífices del éxito de la empresa y la puesta en práctica de sus compromisos responsables, reciben, desde el seminario de integración a la empresa, una formación de sensibilización frente a Los retos del desarrollo sostenible y la visión sobre la belleza responsable de Clarins.

Todos elLos tienen la responsabilidad de aplicar en su día a día Los valores de un grupo familiar único por naturaleza. Unos valores que se enorgullecen en hacer crecer.

Comercio justo

Christian Courtin-Clarins, en la zona de recolección de la Centella asiática en Madagascar, cuyas compras financian un programa de ayuda al desarrollo.

Christian Courtin-Clarins, en la zona de recolección de la Centella asiática en Madagascar, cuyas compras financian un programa de ayuda al desarrollo.

el grupo desarrolla, en cuanto sea posible, acuerdos de colaboración permanentes de acuerdo con Los principios del comercio justo, asociando una ayuda social o un desarrollo económico al cultivo de las plantas que resultan necesarias para sus productos.

Desde 2008, Clarins firma el primer acuerdo en ese sentido, uniendo la compra de las materias primas con la ayuda a las poblaciones locales, lo que se traduce en una remuneración más justa, una mejora de las condiciones de vida, y un acceso
a la salud y la educación, en beneficio de Los pequeños productores o su comunidad.

En la gama de tratamientos multihidratantes,
cuyo activo principal es el katafray, el 5% del precio de compra de la materia prima financia un fondo destinado a Los socios locales de Clarins en Madagascar y varios proyectos comunitarios en la zona donde habitan Los productores de este ingrediente: construcciones de aulas, mejora de las infraestructuras de acceso al agua, etc.

Clarins es miembro fundador del Consejo para la Defensa de Los Recursos Naturales (NRDC), una iniciativa de la profesión destinada a mejorar el suministro de ingredientes que engloba a todos Los agentes de la cadena de valor: productores, transformadores y fabricantes.