Siliconas, parabenos, sulfatos… Te lo contamos todo.

¿Te preguntas sobre algunos ingredientes que pueden usarse en los productos de tratamiento o maquillaje? Movidos por un deseo de transparencia, te aclaramos todas las dudas. Para empezar debes saber que la comercialización de un producto cosmético exige el cumplimiento de unas normas internacionales muy estrictas. Principalmente, sus ingredientes no pueden contener ningún riesgo para la salud humana. Para autorizar o prohibir el uso de ingredientes, las normas internacionales se basan en numerosos estudios científicos sometidos a una actualización periódica. Con todo, pese a estar autorizados, determinados ingredientes son objeto de polémica por su impacto en la salud humana o el medio ambiente, como sucede con las siliconas, los parabenos o los sulfatos. Clarins presta una atención muy especial a estas polémicas y se mantiene en una actitud vigilante y activa ante la aparición de nuevas conclusiones o disposiciones de las autoridades sanitarias competentes. En cualquier caso, Clarins se esfuerza por sustituir estos ingredientes en sus fórmulas, o limitar su uso a la menor cantidad posible cuando no existen sustitutos. ¡Explicaciones con todo lujo de detalles!

1. Las siliconas

INCI: Dimethicone; Dimethiconol; Cyclomethicone; Trimethicone; Cyclopentasiloxane y derivados

Las siliconas son una gran familia de componentes usados en fórmulas de maquillaje y tratamiento para la piel y el cabello. Las siliconas son conocidas por su efecto alisador, rellenador y matificante, así como por la notable sensorialidad que aportan a las texturas. ¿Cuáles son los argumentos en contra? En el caso de dos de ellas, la Cyclopentasiloxane (D5) y la Cyclotetrasiloxane (D4), se infiere que tienen un impacto medioambiental negativo al acumularse en las aguas empleadas debido a su gran estabilidad. Además, se alega que la Cyclotetrasiloxane (D4) tiene efectos nocivos en la salud humana. La norma cosmética europea limita su uso a una concentración de 0,1% en los productos que deben enjuagarse después de aplicarse. Consciente de su responsabilidad ecológica, Clarins se compromete a limitar el uso de todas las siliconas en sus fórmulas de maquillaje y tratamiento. Si bien algunas fórmulas de maquillaje existentes pueden contener Cyclopentasiloxane o Cyclométhicone, Clarins trabaja activamente en la búsqueda de otros ingredientes con la misma sensorialidad para todos sus productos nuevos.

2. Los parabenos

Denominaciones INCI: Methylparaben; Ethylparaben

Los parabenos constituyen una gran familia de moléculas que se utilizan en las industrias alimentaria, farmacéutica y cosmética por su función como conservantes. Permiten mantener las fórmulas intactas y protegerlas de cualquier posible contaminación (bacteriana, fúngica, viral, etc.). ¿Cuáles son los argumentos en contra? Se esgrime que son nocivos para la salud. En este sentido, se han llevado a cabo cuantiosos estudios científicos para verificar el impacto de los parabenos en la salud humana y han demostrado la perfecta inocuidad de dos de ellos: el Méthylparaben y el Éthylparaben. En consecuencia, la norma cosmética prohíbe el uso de los parabenos (los denominados "de cadena larga") pero autoriza el uso de dos de ellos (o "de cadena corta"), el Méthylparaben y el Éthylparaben. Frente a la presión mediática, Clarins da prioridad a las alternativas a estos dos parabenos en cuanto a la conservación de sus productos. No obstante, dado que cada una de las fórmulas requiere un sistema de conservación preciso, Clarins puede verse obligada a usar el Méthyl o el Éthylparaben para asegurar la protección antimicrobios óptima de determinadas fórmulas.

3. Los sulfatos

Denominaciones INCI: Sodium laureth sulfate; Sodium lauryl sulfate

En cosmética, los sulfatos permiten estabilizar las fórmulas a la vez que obtener un agradable efecto espumoso. Los más empleados son el Sodium lauryl sulfate (SLS) y el Sodium laureth sulfate (SLES). ¿Cuáles son los argumentos en contra? Se les considera potencialmente irritantes y derivados de procedimientos contaminantes. La norma cosmética autoriza su uso a partir de estudios científicos que han demostrado su seguridad para la salud humana en bajas concentraciones. Aunque Clarins los incluye en algunos de sus productos en las concentraciones consideradas sin riesgo, los laboratorios trabajan activamente para sustituirlos por sustancias obtenidas mediante procedimientos de fabricación más "verdes" a fin de limitar su impacto medioambiental.
Atención: hay ingredientes sulfatados como el sulfato de zinc o el sulfato de magnesio que no son SLS ni SLES. Se emplean con otras funciones cosméticas como activos o ingredientes de base de las fórmulas. No están cuestionados por su potencial irritante o el aspecto contaminante de sus procedimientos de obtención. Por lo tanto, los productos Clarins pueden contener estos ingredientes.

4. El alcohol

Denominación INCI: Alcohol

El alcohol se puede usar en los tratamientos cosméticos en forma de etanol. Aporta frescura a las fórmulas al evaporarse en el momento de la aplicación, permite solubilizar ciertos ingredientes y puede contribuir a la conservación idónea de la fórmula. ¿Cuáles son los argumentos en contra? Su efecto es en ocasiones seco o irritante. Comprometida con la calidad de sus fórmulas, a la par sensoriales y seguras para la piel, Clarins utiliza en determinados productos de tratamiento y maquillaje alcohol exclusivamente de origen natural (procedente de la betarraga y el trigo) en concentraciones muy bien toleradas que no producen deshidratación ni irritación.

5. El EDTA

Denominación INCI: Disodium EDTA; Tetrasodium EDTA; Trisodium EDTA

El ácido etilendiaminotetraacético, en su denominación más sencilla EDTA, y sus derivados se usan con objeto de asegurar la estabilidad de las fórmulas cosméticas. ¿Cuáles son los argumentos en contra? Se le acusa de tener un impacto negativo en el medio ambiente. Aunque el EDTA está autorizado por las normas internacionales, Clarins trabaja para su sustitución estudiando nuevas alternativas más ecológicas.

6. El fenoxietanol

Denominación INCI: Phenoxyethanol

El fenoxietanol es un conservante antimicrobios que permite preservar la frescura de los cosméticos durante todo el periodo de disponibilidad en los puntos de venta y su uso. Con una eficacia muy alta a dosis bajas, el fenoxietanol ha sido objeto de un gran número de estudios científicos que validan la seguridad de su uso en los productos cosméticos. En este sentido, conforme a las exigencias de la norma cosmética vigente, Clarins utiliza el fenoxietanol para asegurar la conservación idónea de sus fórmulas.

7. Los ftalatos

Denominación INCI: Diethyl phthalate

De entre todos los ftalatos, solo uno está autorizado en cosmética: el Diethyl ftalato (DEP). Su función consiste en desnaturalizar el alcohol de los perfumes para hacerlos impropios para el consumo. ¿Cuáles son los argumentos en contra de esta familia de compuestos químicos? Se emplea que tienen efectos cancerígenos, mutágenos o tóxicos para la reproducción. Sin embargo, se ha probado que el DEP no presenta ningún riesgo para la salud. De ahí que las normativas vigentes lo autoricen para la fabricación de cosméticos. Aún así, pese a esta autorización, Clarins no utiliza ningún ftalato en las fórmulas, ni siquiera el DEP, y recurre a otro desnaturalizante, el Éthylène brassylate.

8. Los perturbadores endocrinianos

Según la Organización Mundial de la Salud, un perturbador endocriniano, como su nombre indica, es una sustancia que puede alterar una o varias funciones del sistema endocrino, con consecuencias nefastas en la salud humana. A día de hoy, no existe ninguna lista oficial de perturbadores endocrinianos reconocida y publicada por la Comisión Europea. No obstante, si se comprueba que un ingrediente actúa como perturbador endocriniano, se prohíbe para un uso cosmético. Comprometida con la seguridad de los consumidores, Clarins selecciona los ingredientes de sus fórmulas con arreglo a la norma y mantiene una actitud de vigilancia activa ante la aparición de nuevos datos toxicológicos a fin de evitar su uso en el caso de identificarse como perturbadores endocrinianos.

9. Los aceites minerales

Denominaciones INCI: Paraffinum liquidum; Paraffin; Synthetic wax; Cera microcristallina/Microcrystalline wax; Ozokerite; Ceresin; Isododecane; Isohexadecane; Hydrogenated polyisobutene; Hydrogenated didecene

La parafina líquida, la vaselina, el aceite de vaselina, las ceras minerales, etc. forman parte de la gran familia de los aceites minerales. De uso muy frecuente en las industrias farmacéutica y cosmética por sus propiedades emolientes, los aceites minerales son unos excelentes agentes de textura e hidratación de la piel. Como todos los ingredientes autorizados por las normas cosméticas, los aceites minerales han sido objeto de abundantes estudios científicos que confirman su perfecta inactividad para la salud humana. ¿Cuáles son los argumentos en contra? Se les acusa de proceder de la industria petrolera contaminante. Algunos productos Clarins ya existentes pueden contener aceites minerales. Sin embargo, consciente de su responsabilidad ecológica, Clarins trabaja activamente en la búsqueda de otros ingredientes para todos sus productos nuevos.

10. Los filtros solares

Denominaciones INCI:

INCI para filtros solares Europa - Asia 2019:

Filtros químicos/orgánicos: Diethylamino Hydroxybenzoyl Hexyl Benzoate; Bis-Ethylhexyloxyphenol methoxyphenyl Triazine; Methylene Bis-Benzotriazolyl Tetramethylbutylphenol [nano]; Ethylhexyl Salicylate; Ethylhexyl triazone; Octocrylene; Polysilicone-15; Butyl methoxydibenzoylmetano; Homosalate
Filtros minerales: Titanium dioxide; Zinc oxide

INCI para filtros solares EE. UU. - Canadá 2019 :

Filtros químicos/orgánicos: Butyl methoxydibenzoylmetano; Ethylhexyl methoxycinnamate; Ethylhexyl Salicylate; Polysilicone-15; Homosalate; Octocrylene
Filtros minerales: Titanium dioxide; Zinc oxide


Los filtros solares son una gran familia de ingredientes capaces de proteger la piel de los efectos dañinos de los rayos solares UVA y UVB. Existentes en las formas química (llamada también orgánica) y mineral, cumplen una función de salud pública capital como componentes esenciales de los productos protectores solares. La elección de los filtros solares de nuestros productos cosméticos respeta las listas oficiales de filtros autorizados por las múltiples normativas internacionales. Estas listas oficiales, aunque varían según los países, se establecen a partir de estudios científicos numerosos y regulares que validan su seguridad para la salud humana y su eficacia protectora ante los rayos UV.
¿Cuáles son los argumentos en contra? Se les acusa de actuar como perturbadores endocrinianos o cancerígenos, contaminar los océanos y dañar las especies marinas. Los filtros solares se encuentran entre los ingredientes cosméticos más evaluados por la comunidad científica. Los estudios realizados no han permitido concluir que los filtros autorizados tengan potenciales efectos perturbadores endocrinianos o cancerígenos en la salud humana. En lo que corresponde al impacto de los filtros solares en el medio ambiente y en concreto en los océanos y las especies que los habitan, es difícil de evaluar de forma fiable y acordada en la medida en que no existe ninguna norma determinada al efecto.
Comprometida ante todo con la seguridad de sus consumidores, Clarins recuerda la importancia de resguardarse de los efectos dañinos del sol para proteger la salud. Por eso es indispensable aplicar una protección solar antes de la exposición y repetirla como mínimo cada 2 horas y siempre después del baño. Conforme a las múltiples normas internacionales, Clarins emplea en sus protectores solares diferentes filtros químicos y minerales autorizados en las dosis que se consideran seguras para la salud humana y que garantizan niveles de protección óptimos. Además, la eficacia protectora de todos los productos solares Clarins se controla rigurosamente antes del lanzamiento al mercado por laboratorios independientes con arreglo a los métodos exigidos por las normas vigentes. Consciente igualmente de su responsabilidad ecológica, Clarins vela por el uso de la cantidad mínima de filtros solares para ofrecer la protección óptima de la piel.

Ante la ausencia de pruebas de referencia, Clarins ha elaborado un protocolo de pruebas para evaluar el impacto de la gama solar en los corales. Estas pruebas revelan que las fórmulas solares Clarins* tienen un impacto no significativo en la viabilidad de los corales y no acarrean ni su blanqueo ni su muerte.

* Válido para todas las fórmulas, excepto las referencias Fluido Solar Mineral SPF 30 y Compacto Solar Mineral SPF 30.

11. El dióxido de titanio

Denominación INCI: Titanium dioxide

El dióxido de titanio es un compuesto mineral que se encuentra en la naturaleza. Tratado y purificado, es uno de los componentes más usados en el mundo, sobre todo en las industrias alimentaria, farmacéutica y cosmética.
En cosmética, se puede usar como filtro solar para proteger la piel de los efectos dañinos de los rayos solares UV. Está aprobado con este fin por las múltiples normas internacionales y figura entre los únicos filtros solares autorizados. Asimismo, se puede emplear para blanquear las fórmulas cosméticas y, en los productos de maquillaje, aporta un efecto "blanqueador" o "iluminador". Se puede preferir su forma nanométrica para obtener una mejor lanzamiento según el tipo de fórmula deseada.
¿Cuáles son los argumentos en contra? Se emplea que su forma nanoparticular facilita su penetración en el organismo. El uso del dióxido de titanio en la forma nanoparticular está autorizado expresamente por las múltiples normativas internacionales de acuerdo con las evaluaciones toxicológicas que han establecido unos porcentajes de uso sin riesgo para la salud humana en los productos protectores solares. Por consiguiente, Clarins permite el uso del dióxido de titanio en la forma nanoparticular en sus productos solares y, con arreglo a la normativa europea, añade el término [NANO] tras la denominación del dióxido de titanio en la lista de ingredientes del producto.

12. Las materias plásticas

Denominaciones INCI: HDI/Trimethylol hexyllactone crosspolymer; Nylon-12; Methyl methacrylate crosspolymer; Polymethyl methacrylate; Polyethylene; Vinyl dimethicone/methicone silsesquioxane crosspolymer

Las materias plásticas abarcan una enorme familia de polímeros que pueden ser de origen sintético o natural y presentarse en varias formas: capas, fibras, escamas, polvos, geles… Su uso es muy frecuente en diversos sectores como diseño, mobiliario, envasado alimentario y cosmética. Debido a su plasticidad, las materias plásticas pueden moldearse, extrusionarse, prensarse y adoptar formas muy variadas con propiedades muy interesantes de transparencia, resistencia, flexibilidad, elasticidad… En cosmética, estas materias plásticas se pueden emplear en distintas formas según sus propiedades. Los microgránulos plásticos, unas partículas de más de 5 mm, se usaban hasta hace bien poco por su acción exfoliante. Hoy están prohibidos expresamente por la norma cosmética europea. En cambio, los polvos plásticos están autorizados en los productos de tratamiento y maquillaje por su efecto "soft focus" o rellenador. Por último, los gelificantes plásticos también se pueden usar para aportar a las fórmulas consistencia y propiedades sensoriales como el efecto deslizante. ¿Cuáles son los argumentos en contra? En el caso de los materiales plásticos no degradables, se les acusa de contaminar el medio ambiente por su acumulación. Consciente de su responsabilidad ecológica, Clarins ha retirado las microesferas plásticas de todos sus exfoliantes mucho antes de ser oficial su prohibición por la norma cosmética para sustituirlas por otros ingredientes de origen natural (microesferas de celulosa, polvo de lava, cristales de azúcar y sales). Asimismo, si Clarins puede verse obligada a recurrir a polvos y gelificantes plásticos en sus productos de tratamiento y maquillaje, siempre es conforme a las normas vigentes y procurando limitar su uso buscando activamente alternativas con las mismas cualidades sensoriales.

Preguntas sobre el mismo tema

¿Cómo se verifica la seguridad de los productos Clarins?

Esmerada selección de ingredientes y fórmula exclusiva: Clarins te revela cómo se verifica la seguridad de los tratamientos y los consumidores.

¿Cómo seleccionamos en Clarins los ingredientes de los productos?

Gracias a un saber hacer único, Clarins selecciona con esmero todos los ingredientes que componen sus productos en unas fórmulas respetuosas con la piel.

¿Qué significa "Vegan Friendly"?

Con la gama My Clarins, descubre toda una selección de tratamientos y productos de belleza con la distinción "Vegan Friendly".